La bolsa icónica de Minicoton, la de siempre. Un diseño clásico, pero reinventado para convertirlo en tendencia. Es ligera y acolchada, de manera que quedan protegidas las cositas del interior. Se caracteriza por su interior de rizo plastificado, muy práctica si se vierte algún líquido o llevamos algo húmedo, porque empapa pero evita que traspase. Tiene dos bolsillos interiores amplios también plastificados.
La bolsa se ajusta al manillar del cochecito con sus dos cintas que tienen broches automáticos de click. Las cintas se pueden esconder a través de unos ojales para convertirla en un bolso cruzado usando su bandolera quita y pon.

Ir arriba